Muchas veces, al visitar a los distintos comercios de la ciudad, nos encontramos ante la necesidad de dar respuesta preguntas como “¿Qué me da el Centro?” o “¿Por qué debería asociarme?”.

Cada comerciante tiene su actividad individual; sin embargo, las problemáticas que enfrenta en el desarrollo de sus tareas son generalmente similares. Cuando se asocia a una Cámara empresaria comienza a formar parte de un grupo de personas que tienen objetivos comunes, de un espacio en el cual se pueden compartir inquietudes, acceder a información, y, dada la fuerza que genera la asociatividad, mediar ante organismos públicos en el caso de que fuera necesario.

Según el Ministerio de Trabajo, las Cámaras Empresarias son “entidades gremiales del sector empleador que reúnen empresas”, éstas se asocian en “federaciones” denominadas cámaras de segundo grado, y finalmente, a nivel nacional, en confederaciones.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) representa al sector empleador y participa junto con el Sindicato de Empleados de Comercio en las negociaciones colectivas del sector.

La Cámara trabaja en conjunto con el Municipio en la creación y desarrollo de los Centros Comerciales a Cielo Abierto a fin de que éstos sean capaces de generar un espacio de reunión, paseo y por sobre todo generen un impacto positivo en las ventas, desarrollando todo el potencial de la asociatividad. En este punto, es importante aclarar la trascendencia que tiene planificar estrategias conjuntas para promoción y ventas, y es por eso que la Cámara desarrolla campañas a tal fin. Gestiona, asimismo, ante el Municipio los temas relacionados con el sector; en el caso de que las problemáticas deban ser resueltas por organismos provinciales o nacionales, también para que la Federación o la Confederación las presenten ante los organismos correspondientes

Escribenos un comentario