LA IMPORTANCIA DEL MOMENTO Y EL CONTEXTO

Le preguntaron a un pavo como andaba y respondió: “espléndido, como nunca, estoy en la mejor etapa de mi vida. Me sirven comida continuamente, a demanda. Mejor no puedo vivir”. Lo que no sabía el pavo era que se aproximaban las fiestas navideñas.

Cr. Luis Alberto Dalcol, 01/2020

Le preguntaron a un pavo como andaba y respondió: “espléndido, como nunca, estoy en la mejor etapa de mi vida. Me sirven comida continuamente, a demanda. Mejor no puedo vivir”. Lo que no sabía el pavo era que se aproximaban las fiestas navideñas.

Similar desatino que la del ave para ponderar su presente - cercano a un  futuro previsible - conlleva  examinar pasados sin observar el contexto pre existente o contemporáneo al tiempo de su acaecimiento.

Es insensato analizar  rendimientos de la actividad financiera en épocas de la Circular 1050 del B.C.R.A. con el marco que la misma proponía, o  la convertibilidad de Menen/Cavallo sin el nivel de las tasas de interés internacionales  vigentes, o considerar aisladamente los  años de  Kischner/Lavagna (de equilibrio fiscal primario) luego de la cirugía de Duhalde/Lenicov y la soja de u$s 600/TN con duplicación de producción.

EN LA EMPRESA

En el ámbito micro económico, cuando se estudia la situación de una empresa, se inicia por percatar el recuadro. Por la macro economía imperante en el país. Luego se traslada al desarrollo del sector  que pertenece para comenzar con el sondeo específico de la ubicación patrimonial y financiera de la unidad productora. No es aplicable el mismo rigor sin hacer referencias a la distinta evolución que circunda - y afecta - a la actividad en análisis. En oportunidades, con efectos de preferencias; o, por contrario, con interferencias de variables externas desfavorables, no manejables por el módulo económico.

Desconocer la influencia del entorno puede llevar a la valoración errónea y a la posterior  decisión equívoca. La exploración no acaba con el molde macro pasado sino que debe adicionársele - sustancial atención - al contenido del futuro que inquietará a los negocios proyectados.

CICLOS

Los negocios tienen sus ciclos. Buenos, medios y malos. Todas las variables externas al negocio, si favorecen, lo realzan y lo muestran gananciosos confundiéndolos de  eficientes. Abrir los ojos a lo expuesto,  puede aportar una visión o mirada más objetiva y neutral que distinga las burbujas anticipadamente para salir de ellas; o, para arriesgarse a las inversiones de  expansión para aumento de capacidad,  cambio de sistemas o procesos, o para anexar nuevos productos.

Si no tomamos estas elementales previsiones podemos caer en un análisis pavo; mejor dicho como el del pavo, que fatalmente ya no está porque  pasó  Navidad.

Escribenos un comentario