LA LOCACION DE SERVICIOS AUN EXISTE

Compartimos un artículo elaborado por el Cr. Luis Alberto Dalcól sobre la locación de servicios.

Cuando las administraciones cambian también mutan los modos de considerarse las cosas, incluidas las relaciones del trabajo. Al poco tiempo de asumir  el actual gobierno se intentó excluir del ámbito del derecho laboral a la persona que prestara servicios por importes inferiores al 80 % de su ingreso anual y no superara 22 horas de trabajo semanales;  los denominaba:  trabajador autónomo económicamente vinculado.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación con sus pronunciamientos, en parecida forma, se acomoda a los nuevos tiempos y modifica rumbos transitados.

Los recurrentes fallos del fuero laboral - prácticamente - habían eliminado la operatividad del instituto de la locación de servicios (en mayor medida que la del mandato y  la locación de obra) que legisla el Código Civil y Comercial de la Nación. El exceso en la aplicación de la presunción de la legislación del trabajo habían absorbido al contrato de  locación de servicios, y así toda vinculación despeñaba en el ámbito laboral.

La relación de trabajo, que es una prestación de servicios, está signada por la subordinación a órdenes, a la dependencia económica, a la formalidad jurídica y a otras consideraciones; pero no toda prestación de servicios reviste carácter laboral.

NUEVA JURISPRUDENCIA

Así lo ha entendido en un fallo la Corte Suprema de Justicia de la Nación para el caso de un médico que prestaba servicios en el Hospital Alemán.

La Corte cambió la sentencia de segunda instancia que  calificara la prestación de relación laboral. El criterio, y la advertencia de la Corte a sus inferiores, es que debe analizarse cada caso, y estar a la valorización de las pruebas aportadas, incluidas las testimoniales. Cabe aclarar que el médico facturaba por sus servicios.

Sin dudas el fallo es novedoso y revitaliza la locación de servicios, que identifica a la vinculación como  prestación de índole autónoma. Obviamente que el veredicto no provee seguridad jurídica a muchas ligazones de servicios vigentes pues siempre se estará al criterio de la evaluación judicial.

Todo es movedizo. Las relaciones también varían. A modo de ejemplo, aún no ha recibido tratamiento legislativo el enlace que crean  las plataformas con las tecnologías digitales.

SOBRE EL CASO ANALIZADO

En síntesis, lo importante de destacar y resaltar es que la Corte limita - y admite que puede ser cuestionada - la presunción del art. 23 de la ley laboral, que regularmente aplican la mayoría de los Jueces y las Cámaras del Trabajo.

Así, indirectamente, se reaviva y emancipa el adormecido instituto de la locación de servicios del Código Civil y Comercial.

Escribenos un comentario