fbpx

secretaria@cdci-gchu.com.ar

+549 3446 424513

w

+549 3446 379208

25 de Mayo 1008

La misma se concretó durante el mediodía de este viernes y sirvió para que los integrantes del Centro de Defensa Comercial e Industrial expresaran su preocupación respecto a las actuales y futuras medidas restrictivas.

Integrantes de la Comisión Directiva (CD) del Centro de Defensa Comercial e Industrial de Gualeguaychú (CDCI) se reunieron con el representantes del gobierno municipal y de la Policía en pos de manifestar la realidad del sector y consensuar un esquema de trabajo en caso de futuras restricciones.

En la jornada anterior, el CDCI había mantenido un encuentro con el Jefe de la Departamental, Comisario Cristian Hormachea en relación a los controles que se llevaban adelante por la parte de la Policia a razón de la vigencia del DNU 334/21 que restringe, no sólo la circulación de personas que no están cotempladas como “trabajadores esenciales”, si no también el normal funcionamiento de los comercios.

Además de este encuentro, se había pedido una audiencia con el sr. intendente, Esteban Martín Piaggio o el secretario de Gobierno, Agustín Sosa pero, finalmente, el encuentro se dio con otros actores del municipio durante el cual, los miembros de la CD expusieron su preocupación por la realidad económica local, el quebranto provocado a todos los comercios, el sistema de control, las ventas multirubros de algunos locales de grandes superficies, entre otros temas.

Puntualmente se expresó la necesidad, en futuras medidas, de encontrar la manera de no ser lineales a los mandatos nacionales y/o provinciales o ser el canal de gestión para rever artículos de los DNU que indiquen cierre de locales comerciales o prohibiciones de ventas ya que el sector no puede soportar una semana más sin generar movimiento económico o muchos se verán oligados a bajar persiana con la consecuente merma de recaudación para el mismo Estado municipal.

El sector comercial manifestó su deseo de trabajar mancomunadamente en las futuras definiciones sin que ello implique una ilegalidad. Además, se dejó en claro el deseo de todo el sector de trabajar para cumplir con las obligaciones fiscales en tiempo y forma.

Otro de los planteos –no es la primera manifestación al respecto- es la necesidad de controlar que vende un comercio de acuerdo a su rubro mayoritario sin perjudicar al resto, sobre todo en tiempo de fuertes restricciones (ejemplo: supermercados que venden prendas de vestir cuando las tiendas están obligadas a cerrar). El sector comercial exige mayores y fuertes controles al respecto para que la competencia no sea desleal y en perjucio de los capitales locales.

Es importante destacar que, desde la Municipalidad, se comprometieron a generar un espacio de debate con el sector cada 15 días para analizar medidas y la realidad local para gestionar condiciones que permitan el más normal desarrollo posible de las actividades en el  marco que la situación sanitaria lo permita.

Compartir esta nota